No importa si tenemos los ojos pequeños, saltones, separados o hundidos. Todas las formas pueden hacernos ver igual de lindas si sabemos reconocerla y aprendemos a maquillarla. Cada una tiene algún truco que, si lo practicas, te hará lucir como la más bella diva de Hollywood.

Así que toma un espejo, observa tus ojos, define su forma y sigue estos sencillos consejos que, junto con escoger los tonos adecuados para maquillarlos según el color de tu piel, ojos y pelo, harán inolvidable tu mirada.

Maquillaje de ojos según su forma

 - Si tus ojos son pequeños, intenta agrandarlos aplicando sombras de colores profundos desde el centro del párpado móvil, terminando por encima del ángulo externo. La idea es darle forma almendrada. Para alargar tu ojo, puedes usar sombras claras y brillantes de fondo.

- Si tienes los ojos un poco hundidos, debes resaltarlos con sombras brillantes y nacaradas en el párpado móvil. Las oscuras puedes usarlas para crear falsas líneas internas en el párpado, por encima de la natural.

- Para ojos redondos, el truco es alargarlos un poco. Dibuja una forma rasgada empleando colores pálidos sobre el fondo del párpado. Aplica las sombras más oscuras entre la línea interna del mismo y la ceja, y las más claras entre la misma línea interna y las pestañas.

- Si tus ojos son separados, tienes que maquillarlos buscando centrarlos. Para esto, trata de dibujar las cejas lo más juntas posible. Aplica sombras oscuras cerca de la nariz y las más claras en el extremo del ojo.

- Los ojos muy grandes o como saltones deben ganar profundidad con el maquillaje. Para eso, aplica sombras claras bajo tus cejas, sombras de colores medios en todo el párpado móvil, hacia el exterior; y las más oscuras, en la línea interna del párpado.

- Para ojos juntos, el consejo es equilibrar. Un buen dato es depilar tus cejas dejándolas lo más separadas posibles, siempre conservando la estética. Aplica sombras muy claras cerca del puente de la nariz y más oscuras hacia el rabillo del ojo.

- Los ojos caídos debes maquillarlos realzando la mirada. Dibuja las cejas con forma ascendente y emplea sombras oscuras bien difuminadas, también en forma ascendente desde la mitad externa del ojo.
Fuente: Clubextralindas