Categorized | Cabello

Lo último en alisado del cabello

Posted on 09 mayo 2013 by Romina

Tener un pelo largo, lacio y con brillo es el sueño de muchas de nosotras. El suplemento Moda & Belleza de LA NACION publicó los últimos tratamientos sin formol, para tener un pelo soñado, sin frizz y brillante. Te contamos cuales son las opciones si decidiste volverte lacia.

Termosellado cuticular iónico

Devuelve al pelo las propiedades naturales que perdió con el tiempo, como la queratina, la melanina y la elastina. El pelo se vuelve suave y dócil. Se puede regular el grado de alisado para lacio total o para mantener las ondas sin frizz. Los iones sacan el frizz del pelo. Frecuencia: se recomienda dos veces por año.

Alisado japonés

Es un tratamiento químico que deja el pelo permanentemente lacio y brillante. Se puede hacer en pelo grueso, áspero, rizado u ondulado. Lo deja liso por más intensas que sean las ondas de los rulos. Suaviza la cutícula y elimina la estática. Se presenta en dos fórmulas, normal y resistente.

Es un sistema de retexturización que penetra en la corteza del pelo y modifica su estructura interna. Mediante un procedimiento se ablanda y se desestructura el pelo, luego se plancha y se hace brushing para cambiar la forma de la fibra, y finalmente un neutralizante la fija. Por eso se le dice alisado definitivo. Esto se logra porque su fórmula contiene componentes capaces de romper las cadenas sistinas para estirar el pelo y modificar su fórmula. Se puede aplicar sobre el pelo teñido, pero no con mechas o decolorados en forma global. En algunos casos de iluminación puede aplicarse. Lo ideal es usarlo en pelos en óptimas condiciones. Después de realizado, no debe lavarse durante 48 horas. Este queda lacio sin necesidad de realizar brushing en adelante. Los cuidados posteriores son los mismos que los que necesita un pelo tratado con químicos en el caso de tinturas o permanentes.

Alisado con ácido tioglicólico y amoníaco

En este caso se estira el pelo, pero no rompe las cadenas de la estructura interna que hacen que éste sea lacio o enrulado. Es un alisado permanente sin formol con una fórmula de extrema hidratación durante el proceso de alisado que evita que el pelo se reseque. Muchas veces se dejan zonas menos ondeadas, pero no un lacio total y esto modifica el tiempo de duración del procedimiento. Se puede hacer en pelo virgen o con color que no haya sido expuesto a tratamientos químicos muy agresivos, como decoloración, reflejos, aclaración de varios tonos con tinturas. Reduce la electricidad estática y proporciona memoria y resistencia a la humedad. Frecuencia: retocar cada cuatro a seis meses.

Alisado marroquí o brasileño

El alisado marroquí tiene una fórmula desarrollada en Marruecos para alisar y mejorar cabellos crespos, con rulos y dañados. El producto alisa y recupera pelo frágil, y devuelve brillo y un efecto lacio natural. Es para todo tipo de pelo al que deja maleable y resistente. El alisado brasileño es similar, pero en este caso la fórmula suma queratina que alisa el pelo y lo reestructura. Se sella con brushing y planchita. Trabaja en la parte interna desplazando los puentes sistinos para de esta manera estirar el pelo. Por medio de fijación se mantiene la forma que se le dio. Es el sistema ideal para pelos dañados, secos, decolorados o con cutículas muy abiertas. Repara la fibra capilar y con el proceso de planchita y brushing, además, queda lacio.

El proceso incluye una crema de alisado, un neutralizante que puede incluir un complejo de siliconas para proteger y acondicionar el pelo, y una crema postratamiento para asegurar el efecto anti frizz. El secador y la planchita aseguran la terminación lacia. Las fórmulas más novedosas incluyen ceramidas, aceite de damasco, silicona y manteca de karité para ayudar a reconstruir las partes porosas y quebradizas del pelo, reduciendo las partes abiertas y eliminando el frizz. El pelo recupera la queratina perdida. Frecuencia: se retoca el crecimiento cada cuatro meses, aproximadamente.

Baño de queratina

Características: reconstruye los cabellos decolorados y dañados, que se vuelven más sedosos y sin frizz. Es lo más suave que hay. Frecuencia: puede repetirse mensualmente.

Atención. Después de un alisado hay que esperar tres días para lavarse el pelo, ponerse un clip o atarlo porque continúa en proceso de estiramiento. Las bandas o clips pueden causar marcas permanentes en el pelo si se usan dentro de las primeras 72 horas.

Fuente

 

 

Leave a Reply

Categorías

vinilo solito

Archivos